Rentabilidad cobros y pagos aplazados

Por favor compra el curso antes de comenzar esta lección.

En esta lección hemos recopilado algunas de las funciones que hemos estudiado anteriormente y lo hemos aplicado a casos concretos con los que el personal responsable del departamento contable se encuentra en el transcurso de su trabajo. Estos ejemplos los abordaremos de una manera práctica de manera que el lector los pueda trasladar a su trabajo. Adicionalmente volveremos a utilizar la función Buscar Objetivo y aprender acerca del uso de la herramienta Solver.

Objetivo del descuento por pronto pago

Normalmente, la política comercial de las empresas incluye el ofrecimiento a sus clientes de descuentos en el importe de una factura si se efectúa el pago al contado (considerado de 0 a 15 días). El cliente puede aprovechar sus fondos excedentes mediante el adelanto del pago de la factura, obteniendo una rentabilidad a cambio; y soportando la empresa vendedora un coste por el descuento. En el caso de que cliente decida no atender el descuento va a soportar un coste de oportunidad medido en términos absolutos por la diferencia entre el pago al contado y el pago aplazado; y, en términos relativos, por el tanto de rentabilidad.

Ventajas:

  • El descuento se negocia en un entorno próximo y accesible.
  • Se ofrecen altas rentabilidades.
  • No existe tributación por la rentabilidad obtenida.

Inconvenientes:

  • Sólo pueden cubrirse excedentes por importe de las facturas pendientes.

¿Cómo se calcula esta rentabilidad?

Construimos la siguiente plantilla, en la que colocamos en las celdas de cálculo los siguientes datos:

  • Cobro anticipado, celda E3: =B3*(1-B4)
  • TAE, celda E4: =(B3/E3)^(365/B5) – 1
Cálculo TAE descuento por pronto pago
El descuento por pronto pago origina una rentabilidad anual del 16,54%

Evidentemente, lo que para el cliente es una operación de inversión, y hablamos de obtener un tanto de rentabilidad, para el proveedor es una financiación, y hablaríamos de coste de la financiación.

Ejemplo:

Supongamos que una empresa tiene una factura de 12.000 euros pendiente de pago que vence dentro de 45 días y el proveedor le está planteando la posibilidad de pagarla anticipadamente, para lo cual ofrecerá un descuento por pronto pago del 2 por 100, de acuerdo con la práctica del sector. ¿Cuánto recibirá si el cliente acepta esta propuesta? ¿Cuál será el la rentabilidad de esta operación en términos de tanto de interés?

Cálculo de la TAE de la operación

Ahora calcularemos lo mismo para el caso de que la deuda venza dentro de 60 y 75 días.

  • Para el caso de 60 días:

Cálculo de la TAE de la operación

  • Para el caso de 75 días:

Cálculo de la TAE de la operación

En todos los casos la cantidad anticipada al proveedor es la misma (11.760 euros), no así la rentabilidad de la operación, que disminuirá conforme vaya aumentando el número de días hasta el pago. Por tanto, si tuviéramos que elegir que factura nos conviene pagar anticipadamente elegiríamos la que tiene un plazo menor, en nuestro ejemplo la de treinta días ya que ofrece una rentabilidad del 17,81% frente al 13,08% y 10,33% que obtendríamos anticipando el pago de la de 60 y 75 días respectivamente.

Recargo por aplazamiento

De forma similar al apartado anterior, podemos obtener financiación de nuestros proveedores si conseguimos demorar el pago de nuestras deudas. Esta forma de financiación implica un coste que se traducirá en un recargo sobre la deuda aplazada.

Ventajas:

  • Carácter espontáneo, casi informal (no se formaliza mediante un contrato).
  • Su flexibilidad: La financiación se ajusta al volumen de la actividad.
  • Facilidad de obtención, frente a otras fuentes (bancaria).

Inconveniente principal:

  • Su normalmente más que elevado coste financiero.

¿Cómo determinamos su coste? Para ello utilizaremos la siguiente plantilla, donde hemos escrito las siguientes fórmulas en las celda E3 y E4:

  • Cobro anticipado, celda E3: =B3*(1+B4)
  • TAE, celda E4: =(E3/B3)^(365/B5) -1

Coste financiero de un pago aplazado

Veámoslo con un ejemplo:

Una empresa tiene una factura de 15.000 euros pendiente de pago que vence en los próximos días. Ante las dificultades financieras por las que está pasando, se está planteando llegar a un acuerdo con su acreedor y pedirle un aplazamiento de 30 días. Si el recargo por este aplazamiento fuera del 2,5 por 100, de acuerdo con la práctica del sector, ¿cuánto pagana finalmente al cabo de ese plazo si el proveedor acepta la propuesta? ¿Cuál será el coste efectivo de esta fórmula de financiación?

Ejemplo del coste financiero

Ahora calcularemos lo mismo para el caso de que la deuda venza dentro de 45 y 60 días:

  • Para el caso de 45 días obtenemos un coste financiero del 22,18%.

Coste financiero de un pago aplazado

  • Para el caso de 60 días obtenemos un coste financiero del 16,21%.

Coste financiero de un pago aplazado

En todos los casos la cantidad satisfecha por el aplazamiento ha sido la misma (15.375 euros), pero no el momento en que hemos tenido que hacer frente a este pago ya que en el primer caso hemos aplazado la operación 30 días mientras que en el segundo y tercer caso lo hemos hecho 45 y 60 días respectivamente. Como comprobamos, cuanto menor es el aplazamiento, mayor es el coste de financiación. Por tanto, ante las mismas condiciones nos interesará siempre aplazar la operación que mayor plazo tenga.

 

Volver a: Excel para Contables y Controllers > Aplicaciones financieras en Microsoft Excel